sábado, 27 de octubre de 2012

Be Carrefour (levoluciones)


Basado en una historia real

El viento bajaba un poco la temperatura, pero así y todo estaba insoportable. El chino tenía la cara transpirada, mientras una señora de unos setenta años le mostraba una libretita.
            —¿Y “reina” cómo se dice? —entrecerraba los ojos intentando entender la pronunciación del vendedor.
            En la libretita de la señora, el hombre se había encargado de dibujar los símbolos de la palabra y bajo ellos, la señora aclaraba cómo debía decirlo y qué era lo que significaba.
            —¿Cómo es que se dice? —acerco su nariz ganchuda aun más al cuerpo del oriental, para escucharlo mejor.
            La cara del vendedor se había transformado hacía algunos minutos; serio, me miraba de reojo y suspiraba. “No me lompas los huevos” pensaba.
            —Puede ir a escuela de 46 entre 6 y 7. Ahí enseñan glatis.
            —¿Gratarola?
—Tiene que apendelse las otra’ primero —juntó sus manos y casi quedaron pegadas—. Poquito, poquito, poquito.
            —Tengo que encontrar la otra libretita con las que me enseñaste.
            —¿La tidó a la basula?
            —¿Basura? ¿Me estás tratando de sucia? —la señora soltó una carcajada y mostró las coronas metálicas de sus dientes—. No si unos pibes me limpiaron el otro día.
            La risa duró un rato. Lo hacía con los ojos entrecerrados, mientras el chino me miraba con complicidad. Entonces, la conversación viró.
            —No tenés vino bueno —la señora guardaba su anotador en la cartera.
            —¿Cómo que no? Hay de como cualenta peso’.
            —Eeeh, pero ¿qué te pensás, que soy Cristina? —volvió a reír.
            —Noo, Clitina toma de como mil peso’ —ahora era el vendedor el que reía, mientras me miraba.
            —No, Cristina toma yampan.
            La señora preguntó cuánto era y se puso a buscar la plata. Entonces, el chino me miró con mi caja de puré de tomate.
            —Cuatro peso’, amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Debatamos