viernes, 13 de julio de 2012

Frases Célebres III

El poder de un adjetivo es inimaginable. Inconmensurable.
Si no veamos este maravilloso ejemplo: el del término "invertido"
La palabra "invertida" hace más chancha a la posición sexual; incluso da carácter de erótico a vocablos que distan de serlo.
Veamos: Misionero invertido; Pirámide invertida; Salto del tigre invertido; entre otros.
Tengamos cuidado. Si no queremos fomentar las mentes podridas, si nos escandalizamos con cada conocido que siempre derrapa, pensemos dos veces.
Ni hablar del problema de los deícticos. Pero esto ya son dos mangos aparte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Debatamos