martes, 29 de mayo de 2012

Peleas Callejeras

Maldito el inventor de los apoyabrazos. Egoísta.
Cines, teatros, COLECTIVOS DE LARGA DISTANCIA, son todos lugares de disputa no sólo ideológica sino también física. Acá sí, al que duerme se lo comen las hormigas.
Rascarse la cabeza, estirarse, o cualquier otro movimiento que implique ceder un espacio de ese valiosísimo sitio y estamos listos para toda la cosecha.
Por supuesto que el vencedor es además un campeón en hacerse el boludo, en disimular.
Cómo vamos a hacer que sean compartidos. Es una herejía que haya uno por cada unión de asientos. Así, la paz no se alcanza nunca.
Deberíamos ser solidarios y fomentar la erradicación de los apoyabrazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Debatamos